Como a mi bike

¿Te gusta la bici?

Yo recién me estoy aficionando. Especialmente en el descenso (down hill). Adrenalina combinada con velocidad y ejercicio. Divertido.

Pero en fin, volviendo a lo nuestro.

Desde mi mentalidad de principiante en esta nueva disciplina, me he dado cuenta de que los factores caída se generan:

– Cuando frenas en el momento que no deberías (aunque el motivo de la frenada, «sea razonable». Estás cogiendo demasiada velocidad, aterrizas de un salto demasiado alto para tu expectativa, te encuentras en medio de una bajada demasiado empinada).

– Cuando dudas. Vas a pasar una sección complicada, pero te asaltan las dudas justo antes de entrar (y pierdes el flow y la velocidad). Cuando estás en medio un peralte inclinado y, al dudar, te quedas parado (y no estás en un terreno para parar, créeme) o, cuando pones un pie en el suelo en busca de estabilidad y te acabas enredando con los pedales (incluida alguna catapulta casual).

Disculpa el poco glamour. Pero es que uno nunca deja de aprender, ¿no?

Pero en fin, la caída viene cuando, a pesar de haber decidido de manera consciente y meditada tomar un sendero (que aquí no nos obliga nadie a hacer nada), frenas o dudas a medio camino.

¿Puede repetirse ese patrón en una compañía?

Estamos de acuerdo. Está claro que a veces hay que pivotar o rectificar según resultados.

Pero,  esto me parece un amable recordatorio de la importancia de perseverar cuando se toma una dirección o decisión (analizada y meditada conscientemente). El éxito suele radicar en la capacidad de persistir en ella, lo suficiente para testearla bien. Sin frenar. Sin dudar.

Al fin y al cabo, como decía nuestro amigo Jobs:

«Estoy convencido de que aproximadamente la mitad de lo que separa a los empresarios exitosos de los que no lo son es pura perseverancia».

Aunque no quisiera yo que, de este Journal, quedaran dudas o frenos como highlights… porque, de hecho, ahora más que nunca, es momento de coger velocidad y acelerar.

Happy riding *|FNAME|*. Nos tienes cerca.

– Verónica Ferrer, CEO en Pitaya.

Pitaya es una potenciadora de negocio con sede en Barcelona que proporciona a las empresas productos de consultoría que aporten: orden, frescura, equilibrio y resultados. Nos mueve fomentar un ecosistema empresarial mundial 100% sostenible y las relaciones de confianza a largo plazo.

¿Qué quereis potenciar?

cimkit® Vender más (y mejor)
mog® Beneficiarse del marketing
8ws® Escalar el negocio
NextUp® Futuro brillante
PeopleTop® Alto rendimiento

¿Hablamos?

Descúbre nuestras soluciones

NextUp®

Futuro brillante

mog®

Beneficiarse del marketing

PeopleTop®

Alto rendimiento

8ws®

Escalar el negocio

cimkit®

Vender más (y mejor)