El efecto en los demás

Dicen que «las figuras directivas exitosas se centran en el efecto que tienen en los demás, no en ellas mismas».

Es decir, en vez de centrarse en su persona, se centran en qué efecto generan en los demás: ¿cómo los potencian? ¿cómo elevan talento de los demás? ¿cómo expanden sus capacidades?

Cuando escuché esta poderosa afirmación, me conectó con el clásico mantra que se utiliza en la formación de portavoces (y que es útil repetirse antes de salir al escenario a dar una ponencia):

«No va sobre ti. Va sobre ellos. Pon el foco en que lo transmites les inspire, les aporte conocimiento y les estimule. Lo importante es cómo se sienten ellos. Concéntrate en eso».

Pero volviendo al tema que nos ocupa. Lo podríamos aplicar también a la empresa:

«Las empresas exitosas se centran en el efecto que tienen en sus públicos, no en ellas mismas»

Esta afirmación, a priori, puede generar una paradoja. Porque: generar un efecto positivo en tu equipo (como líder), impactar a una audiencia (como ponente) o enamorar a los clientes y accionistas (como empresa) no es posible sin haber realizado un sólido trabajo interno. De excelencia, de optimización, de formación y de innovación. A estas alturas, ya lo sabes bien.

¿Qué priorizar, entonces?

Pues es una buena pregunta, pero en realidad, el planteamiento no es si priorizamos habilidades propias o ajenas.  El concepto a priorizar es: el efecto que se genera.

Centrarse en el efecto es hacer tangible algo que a priori puede parecer invisible a la vista, pero que existe.

Centrarse en comprender qué efecto se está generando en los públicos es un punto de partida para elaborar (sólidas y efectivas) estrategias de negocio, para beneficiar más a todos los implicados y para comprender qué más necesitamos aprender. Como compañía y como personas, claro.

Apurando nuestro café no puedo menos que recordar esa frase de Charles Poliquin, uno de los mejores entrenadores de fuerza del mundo, que dice así:

«La regla es: lo básico es básico. Y no puedes saltarte lo básico»

Gracias por estar aquí. Seguimos cerca.

– Verónica, CEO en Pitaya Business.

Pitaya es la primera potenciadora de negocio del mundo. ¿Qué hacemos? Potenciamos negocios, literalmente. Proporcionamos a las compañías productos potenciadores que aporten: orden, frescura, equilibrio y resultados.

¿Cómo? Aportando valor en dos prioridades estratégicas de las compañías: facturar más (vender más y mejor) y las personas (equipos motivados y de alto rendimiento).

Nuestro Why es fomentar un sistema económico mundial 100% sostenible. No, no somos una consultora de sostenibilidad, sino una potenciadora de negocio que no entiende otra manera de hacer negocios que no sea de manera sostenible.

¿Qué queréis potenciar?

cimkit® Sistematizar las ventas

mog® Marketing con dirección

PeopleTop® Equipo de alto rendimiento

¿Hablamos?

Descúbre nuestras soluciones

cimkit®

Sistematizar las ventas

mog®

Marketing con dirección

PeopleTop®

Equipo de alto rendimiento