Getting Things Done

Ni el volumen de trabajo, ni la escasez de tiempo.

No. Ninguno de los dos es el causante del estrés de figuras directivas.

Eso expone David Allen en su interesante libro Getting Things Done (GDT), organízate con eficacia.

Según Allen, lo que genera estrés es tener círculos abiertos. Y, atención al concepto.

Él define como un círculo abierto aquellos asuntos que se tienen en la cabeza como a abordar o resolver, pero que no están ni registrados de una manera fiable (es decir, están solo en nuestra cabeza) ni con una acción (next step) definida.

¿Eso? Eso sí que genera estrés, resta productividad y afecta al ánimo.

Expone algunos conceptos más:

Como que aunque nuestra mente es inteligente, no tiene la capacidad de recordarnos un tema únicamente en el momento en que podemos abordarlo, si no que nos aparece de manera constante en situaciones donde no tenemos margen de actuación.

No separa «lo personal» de «lo profesional». Es decir, que los círculos abiertos restan productividad por igual, ya sea que lo que ocupe nuestra mente sea que hemos de pensar un nuevo colegio para nuestras hijas o que hay que dar feedback sobre una negociación a un nuevo cliente.

Y también que podemos tener muchos círculos abiertos de distinta magnitud, pero que, si no están cerrados, todos molestan. No importa si lo que tienes en mente es la creación de la estrategia de negocio anual como crear un sistema para que siempre haya café en la sala del office. O (porque no), llevar el traje a la tintorería, cambiar una bombilla en casa o contratar un nuevo servicio de jardinería.

Por eso, la primera dinámica de productividad que propone es dedicar un tiempo a escribir (para que queden fuera de la cabeza) todos, absolutamente, todos los círculos abiertos que se tienen ahora mismo y que, para cada uno de ellos, se defina (y se agende) el siguiente paso para abordarlo.

Ni el volumen de trabajo, ni la escasez de tiempo. No. Ninguno de los dos es el causante del estrés de figuras directivas.

Y la reflexión que planteamos es, ¿qué círculos abiertos detectas ahora en la compañía? Y, ¿cuál es el siguiente paso para abordarlos?

– Verónica Ferrer Moregó, CEO en Pitaya.

Pitaya es una potenciadora de negocio con sede en Barcelona que proporciona a las empresas productos de consultoría que aporten: orden, frescura, equilibrio y resultados. Nos mueve fomentar un ecosistema empresarial mundial 100% sostenible y las relaciones de confianza a largo plazo.

¿Qué quereis potenciar?

cimkit® Vender más (y mejor)
mog® Beneficiarse del marketing
8ws® Escalar el negocio
NextUp® Futuro brillante
PeopleTop® Alto rendimiento

¿Hablamos?

Descúbre nuestras soluciones

NextUp®

Futuro brillante

mog®

Beneficiarse del marketing

PeopleTop®

Alto rendimiento

8ws®

Escalar el negocio

cimkit®

Vender más (y mejor)